Capitulaciones Matrimoniales

En arroz y habichuelas las Capitulaciones Matrimoniales establecen las bases con las que se manejará el tema económico en el matrimonio.

A falta de Capitulaciones, tenemos la sociedad ganancial, que se rige con la pauta general de todo 50/50, incluyendo bienes y deudas. Aquí los bienes de los esposos se funden sin distinción de ingresos. Esto afecta principalmente en casos donde haya alguna parte que pague pensión alimenticia, o una de las partes este en mayor riesgo de reclamaciones profesionales.

Por medio de Capitulaciones se establecen las reglas económicas del matrimonio, siendo la total separación de bienes una opción. Este tipo de régimen permite a la pareja administrar de manera independiente los bienes de cada uno de ellos. Esto tiene grandes beneficios, ya que protege a cada parte de las deudas y obligaciones del otro, siendo las pensiones alimenticias las más famosas. También ayuda en términos financieros, en asuntos tales como mal crédito, demandas o ejecuciones.

También en Puerto Rico están las capitulaciones que establecen la – Separación de bienes con participación en las ganancias – y es una combinación segura de ambos mundos. Con esta variante, cada cónyuge “participa” de lo que produzcan los bienes del otro cónyuge, o de lo que éste gane por cualquier medio. (Ej: el dinero obtenido por la renta de una casa será de ambos, aunque la casa sea de uno solo de los cónyuges.) Sin embargo, no es responsable de las deudas y obligaciones del otro. Gozando así de los grandes beneficios que da la total separación de bienes pactada en Capitulaciones.

Las Capitulaciones ayudan a proteger la estabilidad del matrimonio. Este documento no deben verse como anticipo a un divorcio. De igual forma, si bien es cierto que nunca nos casamos con la idea de divorciarse en el futuro, lo cierto es que en la actualidad las separaciones son algo muy común, por lo que establecer las normas con respecto a ese tema ayudara bastante a saber cómo actuar y como repartir los bienes en caso de una separación.

De desear hacer un cambio a su régimen económico, podrían enmendar sus Capitulaciones en cualquier momento, ya que en Puerto Rico se permite enmendar u otorgar Capitulaciones después de casado desde el 2018, sujeto a unos requisitos legales. Tener las Capitulaciones antes de casarse, es de gran ayuda, ya que sus bienes nunca se mezclan y no habría que hacer una liquidación de la sociedad ganancial, lo cual es trabajosa.

En resumen, las Capitulaciones son un gran beneficio en este mundo tan inestable que estamos viviendo. Como dice el refrán, es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo.

Dudas? Te ayudamos 787-424-9268

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *